Desde niño mi padre me dijo: “todos los extremos son malos”. Esto lo menciono a propósito de diversas opiniones que se expresan cuando tal o cual jugador tiene un mal pasar en determinado torneo.

En el caso de Magnus Carlsen, estamos tan acostumbrados a verlo ganar, que cuando no queda campeón en algún torneo, algunas personas, en un terrible extremismo, declaran que el noruego “ya está a la baja”, o que “está acabado”, o que “no le queda mucho tiempo como campeón del mundo”.

Otro caso es el de Alireza Firouzja, donde se menciona que está sobrevalorado por el solo hecho que no gana a los mejores grandes maestros en partidas pensadas, sin considerar que apenas tiene 17 años, y que solo este 2020 se ha incorporado a la súper élite mundial. De hecho, en el gran torneo que disputó este año (Tata Steel) tuvo excelentes triunfos ante Anish Giri (elo 2768), Jeffery Xiong (elo 2720), Vladislav Artemiev (2731) y Vladislav Kovalev (elo 2660), y derrotas esperables ante Fabiano Caruana (elo 2822), Magnus Carlsen (elo 2872), Wesley So (elo 2765) y Viswanathan Anand (elo 2758). Es un jugador con una proyección increíble, y aún no logra su mayor madurez ajedrecística.

Entonces cabe hacerse la pregunta: ¿por qué hay personas que caen en ese mal intencionado juego de ser tan drásticos en sus juicios? Las respuestas pueden ser varias, pero acá van las razones que creo se dan: exitismo, extremismo y poco entendimiento de lo que es el ajedrez competitivo.


Psico Ajedrez

Autor Psico Ajedrez

Más post de Psico Ajedrez

Join the discussion 8 Comentarios

  • Crimson dice:

    Realmente como aficionado al futbol es algo que estoy acostumbrado a ver en este deporte como cuando critican a Messi, Cristiano Ronaldo u otros cracks porque no ganan un Mundial o torneo importante, siendo que en sus carreras han sido y siguen siendo super competitivos y consistentes por mas de una decada, con números que quedaran para la historia. En el ajedrez esto es algo que uno no espera ver, esta bien que hay gente que tiene preferencia por distintos jugadores, pero no comprendo ese nivel de toxicidad en un juego noble como este. Ser jugador de ajedrez de elite es algo muy dificil de lograr y ya es todo un merito el competir a alto nivel contra otros genios. Pero tambien son humanos, pueden tener actuaciones brillantes como una mala racha y despues volver a recuperarse, a la vez que todos tienen su fecha de caducidad y no volveran a ser lo que eran, pero jamas perderan la chispa y la astucia que adquirieron producto de una importante trayectoria y experiencia. En fin, muchos no hemos podido ser contemporaneos de grandes como Fischer, Kasparov, Karpov, Petrosian, entre otros, pero tenemos la posibilidad de disfrutar de alguien como Magnus Carlsen, que la historia que lleva escrita es fantastica y todavía le quedan páginas por completar, así como asoman otros talentos como el caso de Alireza, el cual no debe desanimarse por perder o no destacar por el momento contra otros jugadores de elite, sino entender y tomar como experiencia para seguir creciendo y convertirse en un jugador mas completo, lo cual probablemente termine siendolo en algunos años.

  • Perla Atenea dice:

    Muy acertadas tus observaciones Psico.

  • Crimson: excelente análisis, sobretodo con respecto a la variable tiempo.

    Excelente canal

  • Leonel dice:

    Creo que el tema va mas alla del ajedrez. Sentados tomando un cafe con el diario del lunes es facil criticar.
    Soy de la idea que si el comentario no suma. No hay que hacerlo. La mayoria de los que dice que alguien esta terminado o que es un fracasado no tiene el coraje para decirlo cara a cara.
    Saludos psico.

Leave a Reply to Perla Atenea Cancel Reply